Coches controvertidos que han triunfado

Puede que si pensamos en coches que han arriesgado en su diseño o por concepto, los primeros que se nos vengan a la cabeza sean sonoros fracasos como los Renault Avantime o Wind, Nissan Cube, Peugeot 1007 o Kia Soul por poner algunos ejemplos. Pero lo cierto es que ha habido modelos que sí han […]

Puede que si pensamos en coches que han arriesgado en su diseño o por concepto, los primeros que se nos vengan a la cabeza sean sonoros fracasos como los Renault Avantime o Wind, Nissan Cube, Peugeot 1007 o Kia Soul por poner algunos ejemplos.

Pero lo cierto es que ha habido modelos que sí han triunfado y han gozado de cierta aceptación pese a lo arriesgado de sus líneas o la intención de crear un nicho de mercado o “reinventar” uno existente.

A continuación repasamos algunos de esos coches.

Nissan Juke

Quizá sea el ejemplo más claro, pues creo que el pequeño SUV de Nissan tiene igual número de seguidores que de detractores por su peculiar diseño.

No seré yo quien diga si es acertado o feo, pero la verdad es que se ha colocado como el modelo más vendido de su categoría, lo que ya dice mucho.

Lo que sí podría resultar criticable es el hecho de que su particular silueta condicione la practicidad resultando así un maletero pequeño y unas plazas traseras un tanto limitadas.

Aun así, no han sido obstáculos para su buena aceptación en el mercado.

Citroën C4 Picasso

Desde la primera generación el C4 Picasso se convirtió en un coche controvertido por sus redondeadas líneas. La segunda resultó un tanto “revolucionaria” por sus formas, pero ha sido la tercera la que más ha dado de qué hablar en ese sentido, ya no sólo por la carrocería, sino por el interior.

Pero a la marca de los chevrones le está funcionando, y su monovolumen compacto sigue liderando un segmento de feroz competencia y modelos mucho menos atrevidos visualmente.

Fiat 500

Un coche pequeño, de estética retro con motores modestos y un precio por encima de la competencia.

Esas fueron las señas de identidad del 500, y también las que le han llevado a ocupar la primera plaza en ventas entre los coches urbanos.

Tanto es así, que la marca italiana se decidió a explotar el nombre sacando diferentes carrocerías como los 500C, 500L ó 500L Living, así como numerosas ediciones especiales del modelo original (GQ, Diesel, Gucci) y los deportivos Abarth 500.

Mercedes CLA

Funcionó con el CLS, así qué ¿por qué no intentarlo un escalón por debajo?

Eso pensaron en Mercedes y aprovecharon la nueva plataforma de tracción delantera del Clase A para lanzar el controvertido CLA.

Y digo controvertido porque es uno de los modelos de los que más se habla últimamente, contando con fieles seguidores que se han acercado por primera vez a la marca por su diseño fresco, pero también con detractores que no ven en él un modelo digno de llevar la estrella, y menos con los precios en los que se mueve o unas líneas demasiado “racing” por llamarlas de alguna manera.

BMW X6

El segmento de los SUV parecía estar ya explotado, pero la firma bávara encontró un nuevo nicho.

Lo denominó SAC (Sports Activity Coupé) dejando claras sus intenciones.

No le ha funcionado mal, tanto es así que ya han lanzado un modelo equivalente en un segmento inferior (el X4) y Mercedes, su gran rival, acaba de presentar su propia alternativa.

Seguro que no será la única.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *