reformas baratas madrid

La solución a un baño sin ventanas

Muchas de las construcciones modernas de hoy en día carecen de algo que era imprescindible hace tan sólo un par de décadas, ventanas en los baños. Muchas empresas de construcción dejan los baños en el lugar más recóndito de la  casa, dejando las ventanas para otras habitaciones. Si tu baño es de esos, algo tenemos claro […]

Muchas de las construcciones modernas de hoy en día carecen de algo que era imprescindible hace tan sólo un par de décadas, ventanas en los baños. Muchas empresas de construcción dejan los baños en el lugar más recóndito de la  casa, dejando las ventanas para otras habitaciones.

Si tu baño es de esos, algo tenemos claro y es que para poder disfrutar de él como te lo mereces deberás buscar reformas baratas Madrid y asegurarte de que tu baño tiene la correcta ventilación y la luz adecuada.

Pero, ¿cómo conseguirlo sin grandes reformas?

1- La ventilación de nuestro baño

Aparte de las cocinas si hay alguna estancia de nuestra casa que deberemos tener bien ventilada ese es el baño, tendremos que tener en cuenta que con las duchas diarias generaremos humedad, la cual, si dejamos estar puede provocar desde malos olores hasta (en el peor de los casos) hongos y gérmenes. De ahí la necesidad de recurrir a las reformas de baños en Madrid.

La evacuación de los olores es otro de los problemas asociados a una correcta ventilación y picar la pared hasta conseguir una ventana quizás no sea la solución más adecuada. Pero por suerte hoy en día podemos contar con soluciones que nos facilitarán ventilar eficazmente nuestro baño y así evitar las manchas de humedad o el ambiente viciado.

Encontramos que en el Documento Básico HS· sobre Salubridad del Código Técnico de Edificación (CTE) nos aconsejan crear orificios de ventilación para cualquier tipo de cuarto húmedo de nuestro hogar.

Además de estos orificios podremos instalar extractores que mejorarán la calidad del aire del baño, eliminarán los malos olores y evitarán la humedad ambiental que es causante de las manchas que a veces aparecen en nuestros techos y paredes.

Estos extractores se instalan de manera muy sencilla, son casi invisibles al ojo humano y podremos elegir en el mercado diferentes tipos… además de ser muy asequibles. Tendremos que tener en cuenta si decidimos instalarlos cuando hagamos reforma  que estos no podrán ir ni encima de la ducha ni  de la bañera.

Entre los diferentes  tipos de extractores que podremos encontrar están: los que se diferencian por el mecanismo y los que se diferencian por su funcionamiento.

En los tipos de extractores según mecanismo estarán los axiales (indicados para conductos que no sean muy largos) y  los centrífugos (diseñados para baños interiores y pueden llegar a instalarse con conductos de hasta 50 metros de largo).

En  los tipos según funcionamiento (o según se activen estos) encontraremos los manuales (que van junto al interruptor de la luz y son los más conocidos  en baños de hostelería), los que tienen sensor de presencia, los que funcionan por sensores de humedad (con un mecanismo denominado higrostato) o los que van a base de un temporizador.

Escogeremos entre estos el que mejor nos venga según nuestro presupuesto, el tipo de baño que tengamos, la ubicación dentro de la casa y sobre todo el futuro uso que le daremos. Ya que no es lo mismo un baño para dos personas de una segunda residencia que para una familia de cinco miembros.

2- Una solución a la falta de luz natural

Aunque la mayoría de nosotros esté más que acostumbrado a un baño sin luz la luz del sol se agradece mucho, dependiendo del tipo de nuestra vivienda podremos implementar diferentes opciones para obtener luz natural sin tener que estar abriendo ventanas en las paredes o fabricando cubiertas. 

Es este caso, cuando vayamos a alguna de las empresas de reformas baratas en Madrid deberemos preguntar por lo que se conoce como tubos solares o tragaluces tubulares.

3- ¿En qué consisten estos tragaluces? 

Estos aparatos constan de un difusor que se coloca en el techo de los baños y va conectado a un tragaluz a través de un tubo que está recubierto de espejos que hace que  la luz se refleje directamente en ellos y que a través del difusor nuestro baño quede iluminado.

Una solución muy creativa y sencilla que nos evitará tener que hacer reformas mucho más complicadas y costosas (a veces imposibles para baños interiores) y que nos brindará todas las ventajas de tener luz natural en nuestro baño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.